En el momento de llevar a cabo la compra y venta de un vehículo de segunda mano, es habitual que surjan una serie de dudas que puedan condicionar toda la operación. Como consecuencia del desconocimiento que se desprende de este tipo de operaciones, en muchas ocasiones se relaciona a la misma con una gran cantidad de trámites que conviene obedecer para poder actuar dentro del marco legal. Hoy veremos aquí los trámites para vender un coche.

Por esta razón, desde Impocars CGV hemos elaborado una pequeña guía. Ésta te ayudará a conocer cuáles son los principales pasos que tienes que tener en cuenta en el momento de comprar y vender un vehículo.

 

Trámites para vender un coche

  • El primer elemento que tienes que tener en cuenta es que para vender un coche es preciso que no haya ningún impuesto o multa pendiente de pagar. Por lo que es necesario que el vehículo se encuentre 100% libre de cargas.
  • El comprador debe recibir los siguientes documentos: permiso de circulación, tarjeta de inspección técnica y certificado de la ITV. En todos los casos, todos estos papeles deben estar en regla.
  • Debemos comunicar el cambio de titular del coche en la Jefatura de Tráfico correspondiente en nuestra ciudad en un plazo máximo de 10 días. Para ello, es necesario que presentemos el resguardo con el pago del impuesto de transmisiones en la Agencia Tributaria. Así como el DNI y la documentación completa del coche, el recibo del impuesto de circulación y el contrato de compraventa.
  • En este tipo de transacción se debe contar con el aval de un contrato de compraventa en el que se recojan todos los datos identificativos del comprador y del vendedor. Así como los detalles del acuerdo, la información del vehículo y la firma de las dos partes.
  • En lo que hace referencia al seguro del vehículo, es el vendedor el que debe decidir si mantiene la póliza o si prefiere cancelarlo.

 

La entrega de llaves, tras el pago

Una vez realizados todos los trámites mencionados anteriormente, conviene tener en cuenta que únicamente se debe hacer la entrega de llaves tras el pago. Además, para evitar posibles problemas en un futuro, debemos tener en cuenta que en el contrato no solamente debe aparecer la fecha, sino también la hora de la operación. De este modo, quedará estipulado por ambas partes el momento en el que las responsabilidades se transfieren de una persona

¡Ponte en contacto con nosotros para obtener muchos más detalles! ¡Te ayudamos a vender tu coche!