La compra de un vehículo es uno de los mayores gastos a los que nos vamos a tener que enfrentar en nuestra vida. Por esta razón, durante los últimos años han emergido una gran cantidad de opciones que permiten amortiguar al máximo este gasto. Permitiendo al comprador poder fraccionar el pago en diferentes cuotas de acuerdo a sus capacidades económicas. Hoy analizamos cómo funciona la financiación de un coche.

 

La fórmula más popular

De entre todas las fórmulas existentes, la financiación es una de las más populares. Como ocurre con la compra de cualquier otro bien material, la financiación consiste en un préstamo del capital por parte de un tercero. Este préstamo se debe utilizar en su totalidad para llevar a cabo la compra de un vehículo. El tomador del contrato se compromete a devolver la cantidad de deuda en plazos mensuales. Además, también se debe hacer frente a los intereses (en el que caso de que los haya), así como al resto de condiciones reflejadas en el mismo.

 

¿Cuántos tipos de financiación existen?

Al contrario de lo que ocurre en otros mercados, existen diferentes tipos de financiación de acuerdo a las características del lugar en el que llevemos a cabo la compra. A continuación, estos son los principales.

 

1- Financiación bancaria

La financiación bancaria es una de las opciones más utilizadas. Este tipo de soluciones basan su naturaleza en la solicitud de un crédito personal para la compra de un coche nuevo.

No obstante, algunos bancos ya ofrecen la opción del préstamo coche. Especialmente indicado para esta tipología de producto.

 

2- Financiación por concesionario

Los fabricantes ofrecen, desde hace ya varios años, un servicio de financiación interno a través de los concesionarios. En la mayoría de los casos, el tipo de interés suele resultar algo más elevado que el de los bancos. Además de suponer algunas trabas a la hora de cancelar el préstamo por adelantado.

Además, cuenta con la particularidad de que no permiten vender el coche antes de terminar la financiación.

 

3- Renting

El renting de vehículos es una opción cada vez más popular. Ofreciendo la posibilidad de llevar a cabo el pago de una cuota fija mensual y, a cambio, disponer de un coche nuevo con seguro a todo riesgo incluido. Así como lo relacionado con las reparaciones o los costes de mantenimiento, si los hubiese.

A la finalización del contrato, podremos decidir si pagar la cantidad faltante en un solo pago y quedarnos el vehículo o devolver el mismo al concesionario.

La financiación es una de las vías más populares por las que podemos decantarnos para encontrar el vehículo que necesitamos. En Impocars CGV puedes encontrar una amplia variedad de opciones por las que poder decantarte. ¿A qué esperas para encontrar el coche de tus sueños?

 

Ahora ya sabes más sobre cómo funciona la financiación de un coche. ¡Contacta con nosotros para realizar la financiación de tu vehículo! Rellena una serie de datos en nuestra web y nos pondremos en contacto contigo!